Caja de Burgos obtuvo un beneficio neto de 73,2 millones de euros hasta el 30 de septiembre de 2008, lo que representa un 21,7% menos que en los nueve primeros meses del año 2007, cuando se alcanzaron los 93,5 millones de euros, según los datos aportados por la entidad de ahorros y recogidos por Europa Press.

La caja achacó este descenso del beneficio neto respecto a septiembre del año anterior a la actuación “prudente, como ya hizo en la cuenta de resultados de 2007″, recordó, al dotar al fondo de provisiones para insolvencias más de 92 millones de euros -un 107% más- “previendo pérdidas futuras derivadas de un aumento de la morosidad”.

Al margen de esta dotación, que ha moderado los beneficios, reconoció la entidad, Caja de Burgos presenta una cuenta de resultados “con aumentos en todos los márgenes”, insistió la entidad de ahorros.

Fuente | Finanzas.com