El Santander tiene previsto ganar en torno a 11.500 millones de euros en 2009, lo que supondría un 15% más que este año. El presidente de la entidad española, Emilio Botín, manifestó ayer en Brasil que su banco ganará el año que viene en España un 14% más que en 2008 y en el Reino Unido e Iberoamérica el incremento será del 20%, lo que implica una media del 15% en el conjunto del grupo.
Emilio Botín, durante la presentación del plan estratégico del banco en Brasil para este ejercicio y los dos próximos con motivo de la fusión de sus dos entidades en este país, Banespa y Banco Real, precisó que el Santander será este año la tercera entidad del mundo por beneficios.
Mantener el dividendo en 2009
Por eso y a pesar de las penosas perspectivas de la economía mundial, el Santander prevé mantener para 2009, como mínimo, el mismo dividendo que este año, lo que ya implicaría una subida en el conjunto de la cantidad a repartir del 4%, debido a las ampliaciones de capital necesarias para integrar a las dos entidades compradas recientemente, la estadounidense Sovereign y la británica Alliance & Leicester.
En este sentido, Botín no descartó hacer nuevas adquisiciones, si bien matizó que «en la actualidad no tenemos ninguna compra a la vista».
En referencia a la situación económica en España, Botín indicó que no descarta que haya una recesión en España y que es inevitable que entre en una etapa de menor crecimiento. Pero considera que nuestro país debe estar presente en la próxima cumbre de Washington, que se celebrará el 15 de noviembre.
También dijo que no piensa acudir a las inyecciones de capital que están haciendo los gobiernos en algunos países en los que está presente el Santander porque no las necesita. En referencia a si utilizará las ayudas del Ejecutivo español, señaló que tendrá que conocer la letra pequeña correspondiente a los avales para obtener liquidez en el mercado interbancario y la del fondo para la adquisición de activos a la banca. Y reiteró que no es partidario de que se conozca el nombre de las entidades financieras que acudan a las ayudas estatales.
El presidente del Santander se dirigió también a los reguladores para indicarles que está bien que se corrijan los excesos habidos por parte de las entidades financieras o por las agencias de «rating», o los defectos de los propios reguladores, pero que eso no suponga ahora un exceso de regulación.
Por lo que se refiere a Brasil, el Santander prevé ganar unos 7.000 millones en los tres próximos ejercicios, el 20% del total del grupo, e invertirá algo más de 900 millones. Abrirán 400 oficinas en ese país, donde crecerá de forma orgánica.

Fuente | ABC.es