El BBVA prevé invertir 800 millones de euros en la nueva sede corporativa en la que integrará a sus 6.500 empleados de Madrid a partir de 2011, tras obtener unas plusvalías de 300 millones de euros con la venta de edificios, informó hoy el presidente de la entidad, Francisco González.

La nueva sede, que suma unos 100.000 metros cuadrados y estará finalizada en 2013, refleja la voluntad de cambio de BBVA “para avanzar hacia sus objetivos dentro del proceso de adaptación enorme que la banca está sufriendo” en el actual entorno de crisis financiera internacional, explicó González.

El presidente del BBVA incidió en que la nueva sede, diseñada por el estudio de arquitectos Jaques Herzog y Pierre De Meuron y cuyas obras se iniciarán el próximo ejercicio, permitirá obtener importantes ahorros tanto de energía (30%) como de agua (50%) y en gestión de residuos (70%).

González agregó además que la ubicación de todo el personal en más de una decena de edificios representaba un coste en tiempo destinado a desplazamientos, además de una mayor dificultad e incomodidad en el trabajo del día a día.

“Queremos que sea el mejor lugar para trabajar en la mejor empresa, y un referente de la ciudad”, dijo el presidente del BBVA, tras recalcar que la sede contribuirá a impulsar la cultura corporativa y favorecer la comunicación entre empleados.

El BBVA y el grupo inmobiliario Gmp suscribieron en junio de 2007 un acuerdo por el que la entidad adquirió el Parque Empresarial Foresta, ubicado en la zona de Las Tablas, en el Norte de Madrid, donde construirá su nuevo centro corporativo.

Asimismo, el grupo Gmp compró a BBVA cuatro inmuebles situados en Castellana 81, Alcalá 16, Goya 14 y Hortaleza-vía de los Poblados. BBVA mantiene en exclusiva durante 20 años sus rótulos en la emblemática torre de Castellana 81, así como sucursales bancarias en este edificio, en Goya 14 y en Alcalá 16.

Por su parte, el alcalde de Madrid, Alberto Ruiz Gallardón, subrayó que la decisión del BBVA de cambiar de sede se produce en un momento de incertidumbre económica en el que, “lejos de abandonar sus metas, la entidad se prepara para continuar mejorando”.

A su parecer, “elegir Madrid es una garantía de éxito”, porque supone apostar por una de las ciudades más competitivas de Europa. “Es una decisión inteligente, porque el éxito de un banco depende de su entorno y Madrid es un entorno adecuado para la prosperidad”, insistió el alcalde de Madrid.

Fuente | europapress.es