El banco lanza una serie de productos de ahorro para atraer a asalariados y autónomos

La crisis puede dejar de ser sólo una causa para pasar a ser también un reclamo. BBVA ha lanzado hoy una serie de productos dirigidos a particulares y autónomos con el objetivo de “apoyar a las familias y a las pequeñas empresas con soluciones adaptadas a la actual coyuntura”. Los nuevos productos incluyen mejoras en las hipotecas, las cuentas nómina, los depósitos y los productos específicos para autónomos.

En cuanto a las hipotecas, y para combatir las subidas de los tipos de interés, el banco se compromete a regalar 200 euros al mes durante un año, la misma cantidad que ofrece a los autónomos para el plan de pensiones.

A los clientes de cuentas nómina, por su parte, se les abonarán las subidas del IPC en los recibos de la luz, el gas, el teléfono fijo y móvil y la televisión de pago, y gozarán así mismo de condiciones de financiación preferente.

Con esta iniciativa BBVA espera captar 500 millones de euros en depósitos en el primer mes y 12.000 hipotecas de la competencia, además de elevar en 75.000 el número de autónomos y pequeños comerciantes.

El director de BBVA para España y Portugal, Juan Asúa, ha destacado la intención del banco de ponerse del lado “de las personas, las familias y las pequeñas empresas con soluciones muy pegadas al terreno y adaptadas a la actual coyuntura”. A este respecto, Asúa ha señalado que pese el complejo entorno internacional, la desaceleración económica y la menor actividad bancaria, BBVA continúa “marcando diferencias por su solidez, su liquidez y su gestión del riesgo”.

Además, ha añadido, de este modo el banco pretende adaptarse a las necesidades reales del conjunto de la sociedad, para lo que, según Asúa, “esta campaña es una gran oportunidad tanto para los usuarios de banca como para el BBVA”.

Fuente | elpais.com