El examen de capital de la Autoridad Bancaria Europea da un aprobado holgado a la banca española en sus test de estrés. Bankia consigue una puntuación de 9,6%, mientras que Banco Santander y BBVA alcanzan el 8,2%. Todo ello en un supuesto escenario adverso que se daría en el año 2018.

Banco Popular, por su parte, es la entidad con menor nota de la banca española (76,6%), aunque supera sin problema el aprobado para la Autoridad Bancaria Europea. Según el Banco de España, los resultados en la prueba de las entidades españolas muestran un grado de resistencia apreciable, superando con holgura los requerimientos de capital utilizados como referencia en pruebas de resistencia anteriores.

El propio Banco de España añade que el ejercicio incluye 37 entidades significativas de la zona euro que son supervisadas directamente por el BCE. En términos agregados, estas 37 entidades alcanzan una ratio de CET1 transitorio en el escenario adverso del 9,1% partiendo de un 13% inicial, lo que representa un impacto medio de 3,9 puntos.