Bankia ha mejorado su hipoteca a interés variable y ha bajado su diferencial de Euríbor+2% con un tipo nominal del 4% el primer año a Euríbor+1,5%, con un nominal del 1,8%, según han informado a Europa Press fuentes de la entidad.

La obtención de ese diferencial del 1,5% está condicionada a una serie de requisitos, entre los que se encuentra la domiciliación de la nómina en la entidad y la contratación de un plan de pensiones y de seguros. Además, la entidad ofrece una hipoteca a tipo fijo del 3,4% a 15 años.

De este modo, Bankia entra en la ‘guerra hipotecaria’ con un diferencial que se sitúa entre los más bajos del mercado, junto al de ING (Euríbor+1,49%) y Bankinter (Euríbor+1,5%).

Mientras el mercado inmobiliario parece mostrar los primeros síntomas de recuperación, las entidades financieras han comenzado a revisar las condiciones de sus hipotecas para ofrecer el producto más atractivo.

Un informe del comparador Bankimia destaca que el diferencial medio hipotecario en enero de 2015 se ha reducido 0,7 puntos en un año y se ha situado en el 2,072%, que contrasta con el diferencial de enero de 2014, que era del 2,788%