El Banco Popular aprobará mañana en una junta extraordinaria el proyecto de fusión por absorción con cuatro de sus cinco filiales regionales (Banco de Castilla, de Crédito Balear, de Galicia y de Vasconia).

La entidad, que anunció la operación el pasado 25 de septiembre, materializará el proyecto mediante un canje de acciones, para lo que deberá ampliar su capital en 2,03 millones de euros, el 1,67 por ciento, y emitir 20,3 millones de acciones con un valor nominal de 0,10 euros y una prima de emisión de 8,56 euros.

Con esta fusión, la entidad busca simplificar la gestión y facilitar un mayor volumen y frecuencia de negociación a los actuales accionistas minoritarios de las sociedades absorbidas.

Tanto el valor nominal de las acciones como la prima de emisión quedarán enteramente desembolsados como consecuencia de la transmisión en bloque del patrimonio social de las cuatro filiales al Banco Popular.

La matriz adquirirá los derechos y obligaciones de las sociedades absorbidas y el tipo de canje queda establecido en 5 acciones del Popular por cada 3 del Banco Castilla; 16 títulos del Popular por 7 del Crédito Balear; 2 acciones del Popular por 1 del Banco de Galicia, y 7 acciones del Popular por 5 del Vasconia.

El Popular insiste en que la operación se lleva a cabo porque las acciones de las entidades absorbidas cotizan en Bolsa con niveles “insatisfactorios” de frecuencia y volumen de contratación, así como por la necesidad de atender al creciente número de obligaciones reguladoras impuestas a las sociedades cotizadas.

La otra filial regional del Popular, el Banco de Andalucía, no forma parte de la operación por su mayor tamaño, frecuencia y volumen de negociación de sus acciones, según explicó la entidad.

Fuente | Cotizalia.com