Bancaja ha iniciado hoy la concesión de las líneas de financiación empresarial del Instituto Valenciano de Finanzas -IVF-, dirigidas a dotar de liquidez a las pequeñas y medianas empresas valencianas, lo que permitirá a las mismas afrontar con éxito el actual contexto económico.

En un comunicado de esta entidad se indica que estas líneas de financiación tienen una dotación de 200 millones de euros y se articulan a través de nueve entidades financieras en la Comunitat Valenciana.

Por cuota de mercado, Bancaja pone a disposición de autónomos, micro-empresas y pymes un total de 60 millones de euros, que articulará a través de tres líneas de financiación:

Inversión en activo fijo, destinada a financiar la adquisición de inmovilizaciones materiales e inmateriales en la Comunitat.

Reestructuración de Deuda y Circulante, financia las necesidades de circulante y reestructuración de deuda.

Renovación de flota, para la adquisición de vehículos destinados a la actividad empresarial.

Bancaja empieza hoy la concesión de un primer tramo de 30 millones de euros, para el que ya se han recibido solicitudes que cubren el mismo.

De esta forma, Bancaja empezará a comercializar el segundo tramo en un espacio corto de tiempo.

Con el fin de poner estas ayudas a disposición de las empresas se han tenido que realizar determinados trabajos de adaptación informática para incorporar estas ayudas al catálogo de préstamos de la Caja.

Fuente | soitu.es