El beneficio de Caixa Penedès, la tercera caja de Catalunya por volumen de activos, ha caído un 6,6% en el tercer trimestre del 2008 en comparación con el mismo período del año anterior, cerrando a 30 de septiembre con 85,8 millones de beneficio consolidado atribuible al grupo.

Según un comunicado de la entidad que dirige Ricard Pagés, “los resultados responden básicamente al negocio típicamente bancario y a una política conservadora de provisiones”.

Caixa Penedès justifica la caída de resultados por “el entorno de menor dinamismo económico”, si bien esta caja ha continuado la actividad inversora”, con un subida del 8%, hasta los 16.798 millones.

El volumen de negocio incluyendo los recursos de clientes se ha elevado a 33.732 millones y el ratio de morosidad que declara la caja es del 3,21%.

Hasta septiembre de este año el margen de intermediación se ha colocado en 234 millones, un 9,8% más que en el mismo período del año anterior.

En cambio, el margen ordinario (-2,4%) y el de explotación (-19,8%) han sufrido un importante recorte en estos nueve primeros meses del año.

Desde septiembre del 2007 Caixa Penedès ha abierto 26 nuevas oficinas, colocándose en 662 sucursales y una plantilla de 3.266 personas.

Fuente | Lavanguardia.es