Un aval técnico es una operación por la que una entidad financiera responde del incumplimiento de los compromisos que el avalado tiene contraídos, generalmente ante los tribunales de justicia o ante un organismo público, con motivo de la importación de mercancías en régimen temporal, participaciones en concursos y subastas, finanzas de licitación, ejecución de obras o suministros, buen funcionamiento de maquinaria vendida o recursos ante la Administración.

Su finalidad es:

Ofrecer garantías del cumplimiento de una obligación, por ejemplo, al participar en concursos o subastas públicos.Si esta interesado en solicitar un aval para concursos públicos “la Caixa” mediante su acuerdo con Maninvest, pone a su alcance la información completa de todos los concursos en vigor.

Tipos de interés:

No se cobran intereses ya que no hay cesión de fondos.

Gastos asociados:

  • Comisión de apertura: se cobra en el momento de la constitución y se calcula sobre el importe avalado.
  • Comisión de estudio: se cobra en el momento de la constitución y se calcula sobre el importe avalado.
  • Comisión de riesgo: se calcula sobre el importe avalado y se cobra periódicamente hasta su extinción.
  • Corretaje del fedatario público que interviene el contrato.

Plazo:

Existen tres alternativas:

  • No se determina ninguna fecha de extinción ni límite de reclamación (indefinido).
  • Se determina una fecha de extinción pero no de reclamación.
  • Se determina fecha de extinción y de reclamación.