Operación por la que una entidad financiera responde a créditos o préstamos obtenidos de otras entidades por el titular, ante los que la entidad avalista queda obligada directamente a reembolsarlos.

Ofrece garantías del cumplimiento de una obligación de pago derivada de una operación financiera.

Tipos de interés:

No se cobran intereses ya que no hay cesión de fondos.

Gastos asociados:

  • Comisión de apertura: se cobra en el momento de la constitución y se calcula sobre el importe avalado.
  • Comisión de estudio: se cobra en el momento de la constitución y se calcula sobre el importe avalado.
  • Comisión de riesgo: se calcula sobre el importe avalado y se cobra periódicamente hasta su extinción.
  • Corretaje del fedatario público que interviene el contrato.

Plazo:

Existen tres alternativas:

  • No se determina ninguna fecha de extinción ni límite de reclamación (indefinido).
  • Se determina una fecha de extinción pero no de reclamación.
  • Se determina fecha de extinción y de reclamación.