Tras la decisión del pueblo británico de abandonar la Unión Europea, Ana Botín, presidenta del Banco Santander, ha querido salir al paso de la incertidumbre política y financiera de los primeros momentos tras la decisión tomada en el referéndum y ha reafirmado el compromiso de la entidad financiera con el país, realzando la estabilidad y fortaleza del grupo.

Ana Botín también ha afirmado que la entidad financiera sigue igual de comprometida que siempre con su equipo y los clientes que residen en el Reino Unido. De hecho, al país aportó a Banco Santander el mayor beneficio para el banco durante el primer trimestre del año, siendo éste un 23% del total.

Además, la presidenta de la entidad ha vuelto a lanzar el mensaje de que el banco tiene la misión de contribuir al progreso de las personas y también de las empresas. Ya anticipó hace escasas semanas que Santander permanecería con la misma fuerza independientemente de cuál fuera el resultado del referéndum. Y es que, Banco Santander tiene un tercio de su balance en las Islas Británicas.